Magazine Button
IoT puede ser un aliado en la crisis energética

IoT puede ser un aliado en la crisis energética

Thiago Guimarães, Senior Risk and Performance Manager de ICTS Protiviti, explica que usando IoT, es posible instalar sensores que recolectan datos del equipo, como temperatura y apertura de puertos y transmiten esta información vía Bluetooth a la red, sin necesidad de ejecutar ningún alambrado. 

Las empresas brasileñas, que aún se están recuperando de los impactos de la pandemia y sus desafíos, ya tienen otra preocupación en el horizonte: el apagón. Luego de años de cierta estabilidad energética, en 2021 esta palabra volvió a ser noticia debido al período de poca lluvia y embalses en niveles críticos. En este escenario, las iniciativas para reducir el consumo se volvieron un desafío para las organizaciones. 

Thiago Guimarães, Senior Risk and Performance Manager de ICTS Protiviti

En el comercio minorista de alimentos, por ejemplo, el principal villano en la factura energética es el equipo de refrigeración para mantener los alimentos dentro de las temperaturas recomendadas. Sabemos que en muchos supermercados el equipo es viejo y los equipos de mantenimiento acaban sobrecargados. 

Así como necesitábamos descongelar los congeladores de nuestros frigoríficos viejos, en los frigoríficos de los supermercados existen resistencias eléctricas que se encienden periódicamente para retirar el hielo que se acaba formando en la salida de aire frío, evitando así bloquear esa salida de aire. Cuantas más veces se active esta resistencia, menor será el riesgo de formación de hielo y, en consecuencia, menor será el riesgo de pérdida de productos y daños al equipo. Sin embargo, esta estrategia acaba por traer un mayor consumo energético al generar calor en la resistencia y luego volver a bajar la temperatura. 

En un escenario de supermercado con refrigeradores viejos y mal mantenimiento, esta condición de operar con una mayor cantidad de desescarches para reducir el riesgo de rotura de equipos y pérdida de producto es muy común. Como resultado, el aumento en el consumo de energía a menudo termina oculto. 

La buena noticia es que las tecnologías de la Industria 4.0 pueden respaldar este escenario. Utilizando Internet of Things (IoT), es posible instalar sensores que recopilen datos del equipo, como temperatura y apertura de puertas, y transmitan esta información vía bluetooth a la red, sin necesidad de tender ningún cable en la tienda. Con los datos disponibles, los algoritmos de IA analizan los patrones operativos del equipo, indicando cuando existe riesgo de falla del equipo o riesgo de pérdida de producto, permitiendo una acción predictiva por parte del equipo de mantenimiento. 

La monitorización en tiempo real a través de IA reducirá el número de descongelaciones del frigorífico, sin exponer los productos a riesgos y sin sobrecargar al equipo de mantenimiento. La adopción de esta tecnología en algunos minoristas proporciona, en promedio, una reducción del 100% en las pérdidas de producto por problemas de refrigeración, además de una reducción de más del 10% en el consumo energético de la tienda. Así como la tecnología fue importante para superar los desafíos que traía la pandemia, también puede ser un aliado importante para las empresas en este momento de crisis energética. 

Haga clic a continuación para compartir este artículo

Explore nuestro
último número

LATAM Spanish

Ver archivo de revistas